Seguidores

sábado

Ana Frank


Lo que me asombra es no haber abandonado por completo mis esperanzas, que parecen absurdas e irrealizables. Y, sin embargo, me aferro a ellas a pesar de todo y sigo creyendo en la innata bondad del hombre.

1 comentario:

  1. Si Ana Frank creyó en la bondad del hombre... qué haremos nosotros?
    Me ha gustado mucho tu blog. No sé si te gustaría algún aporte... es que me gusta mucho alejo Carpentier (cubana al fin) y siempre estoy citando esta frase de su novela El Reino de este mundo:..."la grandeza del hombre está precisamente en querer mejorar lo que es. En imponerse Tareas. En el Reino de los Cielos no hay grandeza que conquistar, puesto que allá todo es jerarquía establecida, incógnita despejada, existir sin término, imposibilidad de sacrificio, reposo y deleite. Por ello, agobiado de penas y de Tareas, hermoso dentro de su miseria, capaz de amar en medio de las plagas, el hombre solo puede hallar su grandeza, su máxima medida en el Reino de este Mundo."

    Disculpa que te la haya copiado completa, no es para que la publiques, sino para que la disfrutes. Nadie mejor que tú. Un saludo, volveré.
    ADE

    ResponderEliminar